Coaching Juridico y la Gestion de Conflictos

Coaching Juridico y la Gestion de Conflictos

 

 

 

La pregunta no es quizás que es el coaching jurídico, sino mas bien: ¿de que se hace cargo?. 

 

Y se hace cargo de una crisis enorme en la resolución de conflictos. 

Se hace cargo de la crisis por la que atraviesa la justicia, que no es diferente a crisis por la que atraviesan muchas de nuestras instituciones y sistemas creados en un viejo paradigma, en el cual la autoridad, las sanciones, la norma, tenían un “poder” de orientar las conductas, y en algunos casos “resolver los conflictos”.

Ese paradigma, a la luz de los vertiginosos cambios por los que estamos atravesando  y atraviesa nuestra sociedad actual, ya no resuena con el colectivo.

 

Veamos lo siguiente: ¿que sucede en las aulas de los colegios con la autoridad? ¿Que sucede con las sanciones? ¿Son realmente modificatorias de conductas? ¿Acaso no estamos frente a una crisis de las autoridades, del cumplimiento normativo y de las sanciones?. Acaso los juicios, y procesos judiciales realmente han logrado los objetivos esperados para los involucrados? ¿ Que pasa con los tiempos de esos conflictos?

 

El coaching jurídico, se hace cargo de la crisis en la dificultad que se presenta en la resolución  de conflictos, en varios planos. En este breve articulo voy a destacar los dos planos mas salientes.

 

Por un lado, la necesidad de abordar la resolución del conflicto, desde un lugar de empatía, de encuentro con otro ser humano, para entender, comprender los aspectos profundos no lineales, no dichos expresamente en la cuestión discutida. 

Para lo cual el profesional genera un contexto, un espacio de confianza, respeto, apertura, pacifico, no agresivo ni violento, facilitando la comunicación entre las partes, e incluso facilitando el dialogo con los otros profesionales involucrados.

Identifica su propio observador, los observadores que hay en los otros, identifica sus propios juicios. Separando los fenómenos ( hechos) de las explicaciones ( opiniones) y abriendo espacio para el encuentro y la creación en conjunto de la resolución del conflicto que será realizado entre las partes. Acompaña a su cliente a encontrar la mejor forma de resolver el conflicto.

Parece simple y de manual, lo expresado, sin embargo cuando lo llevamos a la practica, si el profesional no ha realiza su propio aprendizaje, su trabajo personal único, su propio viaje del guerrero al héroe, para identificarse, identificar sus sombras, los velos en su mirada, sus matices, difícilmente logre estos espacios emocionales de confianza y construcción de acuerdos genuinos.

Quizás continúe en el arquetipo del guerrero o del juez, y fácilmente ingrese en el campo conocido del conflicto. Y difícilmente logre resolución efectiva de los conflictos.

 

 

Un segundo aspecto del que se hace cargo el coaching jurídico, es del espacio vacio que genera este cambio de paradigma, de la crisis de la autoridad.

 

Un cambio, que si bien puede ser menos evidente, ya existe.

Ese cambio, se encuentra muy presente en el comportamiento de los jóvenes y su relación con la autoridad y con las leyes, las sanciones, las reglas, etc. 

 

¿Que paso por ejemplo con la discusión de la ley sobre el aborto?. Acaso la existencia o no de una ley, va a cambiar la convicción de una joven que cree que tiene derecho a suspender el embarazo a no hacerlo?

O por el contrario, una joven que no esta de acuerdo con la postura del aborto cambiara de opinión  porque la ley se lo permite?. 

Acaso las sanciones de los colegios, alcanzan, o son suficientes para modificar la conducta de los estudiantes?. 

Hay algo que esta cambiando. 

 

El juez, la ley, la sanción, la sentencia, representan la autoridad. 

Y la autoridad , se encuentra hoy en crisis. 

La credibilidad de la autoridad se encuentra en crisis. 

Acaso se terminan los conflictos porque una sentencia salga de una forma  u otra? o se sigue recurriendo de instancia a instancias, y finalmente el condenado, en muchos casos , no trata de evadir el cumplimiento?. 

En todas estas situaciones, el conflicto, se extinguió? 

Cuales fueron los costos de estos conflictos? 

Los conflictos persisten. 

Permanecen. 

 

El coaching jurídico viene a dar respuesta a esta crisis, que se presenta en la insuficiencia o falta de respuesta a la resolución de los conflictos. Tiene que ver con una facilitación del encuentro, del entendimiento con el otro para llegar a un punto en común, y lo mas importante en paz.

¿Porque destaco el tema de la paz? porque quizás el acuerdo, es estar de acuerdo con que no están de acuerdo.

Pero desde un espacio emocional interno de aceptación, y por ese espacio de aceptación se genera la paz.

Lo cual permite que las personas en conflicto puedan en otro momento, en otro espacio o quizás luego de pasado un tiempo puedan retomar sus conversaciones y volver al dialogo para la solución de la controversia.

 

Otro aspecto importante de la facilitación en la resolución del conflicto que proporciona el coaching juridico, es la recuperación o rescate de un lugar de poder del cliente.

 

El poder deja de estar afuera del cliente, del consultante, ya no lo tiene mas el abogado, el juez o la ley, sino el propio cliente. Quien, acompañado con por abogado coach, puede encontrar el sentido mas profundo y autentico con el reclamo y la satisfacción del mismo.

 

El cliente es quien encuentra , de la mano de su abogado coach, los espacios de encuentro, dentro del conflicto con la contraparte.

 

Dentro de ese esquema, los propios involucrados en el conflicto, salen del rol de victima, y pasan a ser protagonistas y responsables de sus propias decisiones , acuerdos o  desacuerdos.

Ya  no hay espacio para culpar a otro ni a otros.

El cliente deja de ser una victima de las circunstancias y pasa a ser el co-creador de los aspectos que su caso necesita para resolverlo y llegar a un acuerdo, o quizás darse cuenta que .

 

Por supuesto que el abogado, asesora en la protección de los derechos, información y velando por la situación jurídica del cliente.

Sin embargo, derechos de su cliente. Asimismo trabaja desde ciertos principios personales y profesionales de ética, servicio, transcendencia, el abogado ha realizado su propio trabajo personal, su propio camino de aprendizaje de guerrero a héroe.

Un héroe que empodera a su cliente para encontrar las respuestas y soluciones a las cuestiones que le trae a la mesa.

 

 

En síntesis, el coaching jurídico se hace cargo de una enorme deficiencia a que presenta el sistema judicial, el ejercicio profesional clásico en el cual los conflictos permanecen, continúan, incluso, luego de haber terminado el proceso judicial ( si es que alguna vez termina).

 

El coaching jurídico es una de las profesiones con mayor futuro en los próximos años, porque el ser humano se encuentra en un momento evolutivo de conciencia que requiere alivianar sus cargas y en muchos ámbitos busca recuperar su poder personal.

Es por ello que invito y animo a todos los abogados que incorporen las herramientas del coaching jurídico, a fin de lograr los resultados esperados para sus clientes, y conectarse con la trascendencia de su profesión.

 

Dra. Rossana Bril.

Abogada

Coach Ontologico

 

 

 

 

Rossana Bril

11.09.2018

Negociaciones impecables