Oratoria Efectiva  y el Lenguaje del Cuerpo

 

Estamos transitando la expansión y avance progresivo de la oralidad en los procesos civiles y comerciales. Los motivos son muchos, y bien conocidos por los profesionales que venimos ejerciendo la profesión desde hace algunos años. La necesidad de acortar los plazos en los procesos, los beneficios de la inmediatez con el juez, con las partes, con los abogados, con la cuestión que se discute.

 

La oralidad de los procesos de conocimiento, gira en base a dos audiencias, una audiencia preliminar orientada a conciliar, analizar, ordenar y revisar la prueba ofrecida por las partes, y otra audiencia de vista de causa, previo al dictado de la sentencia. Esta última videograbada donde se concentran todas las pruebas a fin que luego el juez dicte sentencia.

 

Mas allá de las diferentes posiciones y opiniones respecto del programa impulsado por el Ministerio de Justicia de la Nación, denominado como Justicia 2020, hay una tendencia que viene impulsada por una necesidad de la comunidad en general ( tanto de abogados como de justiciables), en lograr resolución de los conflictos, en menor tiempo, con menores costos,  mejorar la calidad de las decisiones judiciales y lograr mejores y mayores acuerdos.

 

El programa lleva dos años de implementación, y según lo que surge de información que brinda Ministerio de Justicia de la Nación en su pagina, son cinco las provincias que han implementadola oralidad en los juicios de conocimiento civil en las provincias de Buenos Aires, San Luis, Formosa, Entre Ríos, Mendoza y Santa Fe. Participan más de 230 jueces que tomaron 9.500 audiencias. Próximamente se sumarán once jurisdicciones más. Los resultados, indican que el 89 por ciento de los actores, demandados o testigos expresaron su satisfacción con la duración del proceso mientras que más del 99 por ciento dijo estar satisfecho o muy satisfecho con el tratamiento recibido durante la audiencia.

 

Ciertamente estamos frente a una tendencia, a un cambio de paradigma. Salir del proceso escrito, impersonal, e ir a un espacio de encuentro con el otro desde el cuerpo , desde el lenguaje y la emoción.

 

¿Estamos preparados?. ¿Los abogados estamos listos para ir a un proceso oral? Y obtener los resultados de éxito esperados en cada encuentro?.

 

Hay una brecha, entre el proceso escrito, y el paso a la oralidad. Y esa brecha se encuentra en el paso necesario, en el movimiento físico que tenemos que hacer, de levantarnos del escritorio dejar nuestros apuntes, libros, computadora, e ir  al encuentro del otro, a presentarnos frente al juez, con nuestro cliente, con los abogados de la otra parte, con la otra parte. Y avanzar con nuestro cuerpo, nuestra presencia, nuestra escucha, al abordaje de la audiencia preliminar o vista de causa.

 

Ingresamos al cambio de paradigma. Ingresamos a la transparencia.

 

¿Porque?

Porque la oralidad lleva a la transparencia. Porque el cuerpo habla. Las emociones nos mueven de una forma u otra. Si hay contradicción entre el reclamo/demanda o la defensa, de lo que se expresa en la oratoria y lo que se encuentra escrito, las incogruencias quedaran expuestas. El juez testigo, observador, además de director de la audiencia, realizara sus propios análisis, tendrá sus propias conversaciones internas sobre lo que ve, escucha y siente de la posición de las partes, reclamo, etc.

 

La oralidad en los procesos, indefectiblemente nos lleva a la transparencia.

 

Que ofrece el coaching jurídico?.

 

Ofrece al profesional incorporar las herramientas, competencias, y habilidades necesarias para abordar las audiencias orales con solvencia, solidez, aplomo y coherencia.

 

Ofrece, el conocimiento y las integración de las habilidades de escucha, la indagación poderosa, el desarrollo de una estrategia interna para su despliegue en el momento oportuno dentro de cada audiencia o conversación jurídica.

 

Ofrece un entrenamiento para el cuerpo que es el vehículo de los procesos orales.

 

Hay ciertas disposiciones al movimiento, que son naturales para cada uno de nosotros, cada uno, tiene una historia, vivencias, emociones enraizadas, que se encuentran instaladas en el cuerpo en forma natural y transparente. Transparente porque están pero no las vemos.

 

Tales disposiciones las llevamos siempre en todo momento y muchas de ellas especialmente asociadas con ciertas emociones como el miedo, vergüenza, ira, desconfianza, son las que dominan situaciones de tensión que podría darse en una audiencia.

 

En ese caso, no importa lo que digamos verbal o lingüísticamente, nuestro cuerpo hablara mas allá de nuestras palabras. Y, probablemente estará diciendo otra cosa. Y es ahí donde la incoherencia entre el cuerpo, el lenguaje ( lo que digo) y la emoción ( lo que siento), no lograran transmitir o manifestar la posición o postura que deseo en la audiencia o en la negociación. Quizás emociones como la frustración y acciones defensivas (a veces la soberbia es un actuación defensiva)  se adueñan de la situación, no logrando los objetivos deseados, para la resolución o prosecución del conflicto.

 

El coaching jurídico, nos ayuda a conocer nuestras propias disposiciones al movimiento. Identificado  cuales son las que nos dominan en forma personal, que están en transparencia, podemos lograr un entrenamiento para permanecer mas tiempo y con mayor conciencia y presencia en las disposición necesarias para abordar las audiencias y aspectos orales del proceso. Y me refiero a disposiciones tales como: equilibrio, apertura, resolución, y flexibilidad.

 

Teniendo presente que, cada una de las disposiciones al movimiento, presenta una postura del cuerpo, un estado de animo que lo sostiene, un tipo de respiración, una mirada, un tono de voz, conductas a mano, y un determinado despliegue en el ámbito profesional.

 

La oratoria del profesional será efectiva, convincente, clara, cuando su posición sea expresada en coherencia, con el cuerpo el lenguaje y la emoción.

 

En Conversaciones2020, trabajamos para darte la herramientas de la presencia y las disposiciones al movimiento.

 

Dra. Rossana Bril – 

Abogada- 

Coach Ontologico.

 

 

 

Rossana Bril

03.09.2018

coaching juridico , oralidad efectiva

Oralidad