Corrupción y Coaching Juridico

 

Uno de los principales temas que hoy consultan las empresas a los abogados, son los  relacionados con elPrograma de Integridad que establece la ley 27.401" Ley Penal de Responsabilidad Penal por Delitos de Corrupción" .

 

El Programa de Integridad  comprende, un  código de ética, integridad en licitaciones, capacitación y entrenamiento, apoyo visible e inequívoco de la dirección, responsable interno, línea de denuncias, protección de denunciantes, investigación interna, debilita diligencia, monitoreo y evaluaciones continuas, exigencias reglamentarias, evaluación de riesgos.  Se trata de una propuesta que va mas allá de la ley, y que, si bien no lo dice en forma explicita, habla de una cultura empresarial y el comportamiento del ser humano que forma parte de esa organización. 

 

Ahora bien, los códigos de ética, las normas de complace, los controles de los comportamientos de las personas, no es un tema nuevo. No  surgió a partir de la ley 27.401, por el contrario, tiene trayectoria, experiencia, normas y mas normas escritas y no escritas.

Tal es así, que contamos con  colegas especialistas en la materia  debido a la especificidad y conocimiento que se requiere en el tema.

 

Sin embargo, hemos visto, especialmente en estos últimos días, la gran cantidad de actos de corrupción y rupturas a los códigos de ética, en empresas de todo tipo y todo tamaño, que han salido a la luz. Impulsado por la figura del arrepentido, ( probablemente), podríamos  casi afirmar, que el enunciado de Misión, Visión y Valores de la compañía, como los Códigos de Etica y sus sanciones escritos, no han desmotivado a sus mandos, medios o altos a cometer tales delitos

 

Con lo cual podríamos decir que las medidas hasta el momento tomadas no han tenido el impacto de éxito o resultados esperados al dictar cada una de las normas. 

 

¿Què  fue lo que paso?. ¿Creemos que con controles mas estrictos será suficiente?. 

 

Creo que nos hemos olvidado de las dimensiones del ser humano que integra en forma individual y colectiva a la organización. Falta indagar, investigar y en su caso cambiar, el mundo emocional que "mueve" al individuo, a realizar una determinada acción. 

 

¿Cuáles son las motivaciones internas, personales, que llevan a los empresarios, directivos, gerentes de una organización a cometer actos de corrupción?. 

 

¿Cuáles son las emociones, modelos mentales, esquemas de pensamiento que los "mueven" a ser parte, o concretar esos actos?. 

 

Las organizaciones, son un red de vínculos, compromisos,  en las cuales se comparten espacios emocionales,  donde puede haber competencia, para ver quien llega mejor y mas rápido que el otro y por sobre el otro. O puede haber colaboración y cooperación, porque cada una de las partes se siente parte del todo y siente que su participación es tan importante como la de su compañero. 

 

En las organizaciones donde se  promueve  la competencia, la división, individualismo de cada equipo de trabajo, o de cada individuo, generalmente las emociones reinantes son  frustración, enojo, desgano, falta de entusiasmo, disconformidad, poco compromiso. 

 

En cambio las organizaciones que promueven la cooperación, la trascendencia del trabajo individual hacia el todo, que transmiten la importancia del trabajo en equipo, de todos los equipos, que logran instalar una ontología cultural en la cual el individuo se sienta parte de un todo mucho mas grande que le otorga trascendencia personal, las emociones que circulan, son las alegría, entusiasmo, compromiso, lealtad. 

 

En uno u otro esquema, podemos escribir el mismo programa de integridad, y los resultados seguramente sean diferentes. 

 

Ciertamente dichos programas tendrán  mejores resultados en las organizaciones cuya emocionalidad individual y colectiva sea la del todo, de un equipo.  El compromiso surgirá, no por el miedo al castigo externo, sino por una decisión interna de todos  y cada uno de los seres humanos que forman parte de la empresa. 

Por eso dentro del coaching jurídico, hablamos de un cambio de paradigma, se trata del cumplimiento normativo por una convicción interna , personal, emocional, y no por "miedo al castigo". 

 

El coaching jurídico en las organizaciones, para la efectividad de los programas de Integridad,es una herramienta clavepara ingresar en las necesidades de este cambio. Conocer los espacios emocionantes de las organizaciones, las motivaciones, los puntos de contacto de los delitos, los modelos mentales, la historia, los discursos históricos colectivos de la organizaciones, etc, son elementos necesarios para toda construcción normativa que implica conductas humanas dentro de la organización. 

 

Los abogados necesitan estar preparados desde su observador y su propio mundo emocional,  para el abordajeantes del delito, frente al delito y frente a la investigación judicial. 

 

Las herramientas del coaching jurídico que ofrecemos en el programa de Conversaciones 2020, favorecen las habilidades necesarias frente al delito y frente a la investigación judicial,  el abogado debe estar afinado, en comprensión, empatía, escucha, respeto, apertura, para generar CONFIANZA.

 

Dra. Rossana Bril 

Abogada. 

Coach Ontologico Certificada

 

 

 

 

 

 

 

Rossana Bril

27.08.2018

Corrupción

Programa de Integridad